Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar
Up

Congelación embrionaria

La congelación de embriones se realiza en aquellas ocasiones en las cuales el número de embriones de buena calidad es superior al número de embriones que se desean transferir al útero en un ciclo de Fecundación in vitro FIV. Dicha situación es cada vez es más frecuente en los ciclos de FIV por las mejoras en los cultivos embrionarios actuales. Estos embriones congelados podrán ser utilizados en un nuevo intento más adelante en el proceso conocido como criotransferencia

La congelación mediante vitrificación de los embriones permite conservarlos durante mucho tiempo sin que los embriones estén afectados por el paso del tiempo y por tanto no afecta su capacidad de implantación siempre y cuando superen el proceso de congelación-descongelación con éxito. No hay un mayor riesgo de abortos o malformaciones embrionarias en la transferencia de embriones criopreservados.

Clinica Fecundacion in vitro

Embriones congelados

Los embriones pueden ser congelados en diferentes momentos de su desarrollo, es decir en día 2, 3, 4, 5 y 6 del desarrollo según sea más conveniente en cada caso.

Para el proceso de congelación se utilizan los llamados crioprotectores que son moléculas que protegen las membranas celulares de los embriones de las bajas temperaturas a las que se someten en el proceso de congelación. Una vez congelados, los embriones se almacenan, minuciosamente identificados, en Bancos de Embriones. Dichos bancos están ubicados en recipientes que contienen Nitrógeno Líquido a una temperatura de -196ºC que les permite mantener su viabilidad con el paso de los años.

Legislación sobre embriones

Según la Ley Española vigente sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, Ley 14/2006, los embriones pueden estar disponibles para la pareja durante toda la vida fértil de la mujer. Esta ley plantea cuatro opciones que regulan los posibles destinos de los embriones criopreservados:

  • Utilización por la propia pareja (disponibles hasta el fin reproductivo de la mujer)
  • Donación a otras mujeres o parejas con fines reproductivos
  • Donación con fines de investigació
  • El cesamiento de su conservación sin ningún otro uso (aplicable sólo al final de la vida reproductiva de la mujer)

Para requerir los embriones para cualquier de estas opciones será necesario la autorización de la mujer o la pareja a través de un consentimiento informado. Este consentimiento podrá ser modificado en cualquier momento previo a su aplicación.

A fin de garantizar la responsabilidad de la mujer o pareja sobre estos embriones, cada año, la ley establece que el Centro debe pedir la renovación de los consentimientos sobre el estado de sus embriones. Si durante dos renovaciones consecutivas fuese imposible obtener la firma del consentimiento correspondiente, y se pudiese demostrar de forma fehaciente las actuaciones llevadas a cabo por el Centro con la finalidad de obtener la renovación sin obtener la respuesta requerida, los embriones quedarán a disposición del Centro que los mantiene congelados el cual podrá destinarlos conforme a su criterio a cualquiera de las finalidades mencionadas, siempre manteniendo confidencialidad, anonimato y gratuidad.

Descongelación Embrionaria, la criotransferencia.

La descongelación es el procedimiento por el cual los embriones pasan de una temperatura de -196°C a la cual están congelados a una temperatura de 37°C en la que deben reemprender su actividad metabólica y su potencial fértil. Para realizar este proceso se utilizan medios de cultivo específicos que protegen al embrión del aumento de la temperatura.

Según el momento en que hubiesen sido congelados los embriones y el número de embriones de que la mujer o pareja disponga, la descongelación se realiza en la misma mañana de la transferencia o unos días antes, dejando los embriones en cultivo embrionario unos 2-3 días para observar así la capacidad de reactivación del proceso de división celular de cada embrión.

Actualmente mediante la técnica de congelación que se aplica, la vitrificación, alrededor de un 85-95% de los embriones congelados sobreviven exitosamente al proceso de congelación-descongelación.

Para la transferencia de los embriones congelados, la paciente no ha de volver a pasar por todo el proceso de estimulación ovárica, punción folicular, sino que con una medicación muy sencilla o incluso con su propio ciclo menstrual natural el endometrio de la mujer puede estar preparado y ser receptivo para la implantación de los embriones descongelados.

Programa de adopción de embriones

¿Qué es el programa de adopción de embriones?

El programa de adopción de embriones existe únicamente y exclusivamente gracias a la solidaridad y altruismo de aquellas parejas que después de pasar por un proceso de Fecundación in vitro dan sus embriones para que otras parejas puedan ser padres.

¿Quién dona los embriones?

Las parejas que donan sus embriones porque deciden finalizar su proyecto reproductivo pueden acogerse a la opción B de la Ley de Reproducción Española 14/2006 sobre el destino de los embriones sobrantes de FIV. Las parejas donantes de embriones tienen que tener una edad comprendida entre 18 y 35 años para la mujer y entre 18 y 50 años para el hombre en el momento de la congelación de los embriones. Además, posteriormente se les realizan serologías para comprobar la seronegatividad de los embriones congelados. Así pues, después de firmar los consentimientos de donación de embriones éstos pasan a formar parte del Banco de Embriones del Centro y es el Centro quien asigna los embriones a las parejas o mujeres receptoras.

¿Quién puede recibir los embriones?

El proceso de adopción de embriones puede ser llevado a cabo por cualquier mujer o pareja que requiera tanto la recepción de óvulos como de espermatozoides para poder ser padres. La adopción de embriones se podrá hacer siempre y cuando el Centro disponga de ellos.

¿Cómo se asignan los embriones?

El sistema diseñado para asignar los embriones a las parejas receptoras tiene en cuenta diferentes aspectos: similitud fenotípica, grupo sanguíneo y Rh, área geográfica…

¿Cómo es el tratamiento?

Este tratamiento es un proceso que se puede realizar en dos visitas.

En la primera visita se comprueba el buen estado de salud psicofísica de la mujer y se realiza un estudio ginecológico y una ecografia. Además, se realiza una prueba de catéter (se simula una transferencia de embriones). También se dan las pautas a seguir con el fin de preparar el endometrio y luego se asignarán los embriones.

En la segunda visita, se realiza la transferencia de los embriones descongelados unas horas antes.

Resultados del programa

Las posibilidades de éxito en un programa de adopción de embriones son las mismas que en un proceso de transferencia de embriones congelados que puede llegar a ser de un 50 % según la calidad de los embriones congelados.

¿Hace falta hacer trámites de adopción?

No, sólo firmando los consentimientos de adopción de embriones, los hijos nacidos con esta técnica son hijos de la mujer o pareja receptora de estos embriones.