Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar
Up

Estudio Andrológico

El estudio masculino es tan importante como el femenino y no debe dejarse de lado. Al contrario, aconsejamos iniciar el estudio de una pareja estéril justamente por el factor masculino ya que puede aportar información muy útil al diagnóstico siendo un proceso sencillo y rápido. Según los primeros resultados obtenidos y el historial previo de la pareja puede aconsejarse realizar estudios y pruebas andrológicas más específicas, de funcionalidad y/o genéticas. Incluso, en algunos casos se requerirá la visita al especialista del aparato reproductor masculino, el andrólogo.

Pruebas para el estudio de la fertilidad masculina en el laboratorio de Andrología

Seminograma

Clinica Fecundacion in vitro

Consiste en el estudio de una muestra de semen. El semen es una secreción formada por plasma seminal, procedente de las vesículas seminales y de la próstata y por los espermatozoides (células reproductoras masculinas producidas en los testículos).El seminograma valora algunos aspectos macroscópicos del eyaculado como el volumen, licuefacción, viscosidad, PH, aglutinación, etc, pero su máximo interés está en el estudio microscópico.

Los parámetros microscópicos y a la vez más relevantes para el estudio espermático son:

  • La concentración de espermatozoides: cantidad de espermatozoides de la muestra
  • La movilidad espermática: valoración de la capacidad natatoria de los espermatozoides. Según cómo se mueven se clasifican en diferentes grados:
    • Espermatozoides progresivos rápidos (clase a ó “+++” según la Organización Mundial de la Salud (OMS)
    • Espermatozoides progresivos lentos (clase b ó “++” según la OMS)
    • Espermatozoides no progresivos (clase c ó “+” de la OMS)
    • espermatozoides inmóviles (clase d ó “0” de la OMS)
  • La morfología espermática: se analizan los espermatozoides según la forma de la cabeza, pieza intermedia y cola.
  • Para establecer la normalidad de los estudios de semen se utilizan los criterios establecidos por la OMS’10 y los criterios estrictos de morfología espermática de Kruger. El conocimiento de estos parámetros básicos nos ayudará a comprender el potencial fértil del varón aunque existe una gran variabilidad biológica en la producción espermática en un mismo paciente. Por lo que es importante que la interpretación de los resultados sea realizada por un especialista, ya que el diagnóstico obtenido no garantiza la fertilidad. Además, sólo se realiza un estudio completo si se valoran 2 muestras de un mismo individuo con una diferencia de 2-3 semanas para conocer la situación seminal de dicha persona.

    Test de Recuperación de Espermatozoides Móviles (Test REM)

    Consiste en eliminar el plasma seminal, los espermatozoides con nula o poca movilidad y aquellos que presenten malas morfologías y por otro lado recuperar la población de espermatozoides con buena movilidad y morfología. A este proceso se le puede llamar también capacitación espermática.

    Esta prueba permite valorar la eficiencia de la recuperación de los espermatozoides progresivos de un eyaculado y por tanto, decidir el tratamiento de reproducción asistida más adecuado en función del número de espermatozoides recuperados.

    Clinica Fecundacion in vitro Si el número de espermatozoides progresivos recuperados en total es superior a 5 millones, será posible la realización de una Inseminación Artificial con toda su efectividad, siempre y cuando esta técnica terapéutica esté indicada. Si el número de espermatozoides recuperado es inferior a 5 millones, el tratamiento indicado sería una Fecundación in Vitro.

    Existen diferentes métodos para realizar la capacitación espermática (lavados, swim-up, gradientes de densidad) y, en cada caso, el biólogo escoge la metodología adecuada, individualizando en función de las características de la muestra de semen para obtener la máxima eficiencia a cada tipo de muestra espermática.

    Control FIV.

    Clinica Fecundacion in vitro

    En el Control FIV se realiza el mismo procedimiento que en un Test de Recuperación de Espermatozoides Móviles (Test REM) y además la muestra tratada obtenida se analiza en las 24 horas posteriores para valorar la supervivencia de los espermatozoides y comprobar que no exista contaminación bacteriana.

    En el caso de que se observe contaminación bacteriana, el médico indicará al paciente la toma de un antibiótico específico de larga duración (10-21 días) antes de realizar ningún tratamiento ya que una contaminación a nivel espermático pone en riesgo cualquier tratamiento de fertilidad a realizar.

    FISH – estudio genético de los espermatozoides

    Clinica Fecundacion in vitro

    El FISH (Hibridación In Situ Fluorescente) es una técnica citogenética que permite estudiar el número de cromosomas de una célula marcándolos con una sonda fluorescente y así poder identificar específicamente cada uno de ellos. Cuando el FISH lo aplicamos a los espermatozoides en una muestra de semen, pretendemos conocer la ganancia o pérdida de cromosomas de las células reproductoras masculinas. Los espermatozoides para ser genéticamente normales deben tener 23 cromosomas, es decir una sola copia de cada cromosoma (las células no reproductoras del cuerpo humano tienen 46 cromosomas). El objetivo de conocer si los espermatozoides contienen el número de cromosomas correcto es conocer si el proceso por el cual se forman los espermatozoides, la meiosis, es correcto y por tanto se trata de espermatozoides que pueden aportar la información genética correcta a su descendencia. Es conocido que alteraciones con el número de cromosomas en los espermatozoides puede causar esterilidad e infertilidad.

    Habitualmente, este estudio incluye el análisis de 5 cromosomas (13, 18, 21, X e Y) que son los que presentan más frecuentemente alteraciones.

    Indicaciones:

    • Alteraciones moderadas y/o severas del semen
    • Varón con cariotipo alterado
    • Abortos de repetición
    • Esterilidad de origen desconocido
    • Fallidas de FIV

    Interpretación de los resultados:
    Cuando a un barón se le diagnostica un FISH alterado significa que presenta un porcentaje de espermatozoides con una cantidad de cromosomas anormal (ya sea con cromosomas de más o de menos) en comparación a una población fértil control. Eso, a su vez, conlleva que dichos espermatozoides generen con más frecuencia embriones con alteraciones cromosómicas que tienen una baja probabilidad de implantar y por otro lado, una alta probabilidad de aborto.

    En estos casos, se recomienda realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) asociado a una Fecundación in Vitro para seleccionar para la transferencia al útero materno sólo aquellos embriones que sean cromosómicamente normales.

    Estudio de la fragmentación ADN de los espermatozoides

    Clinica Fecundacion in vitro

    Para que un espermatozoide tenga un buen potencial fértil debe contener un material genético íntegro y estable en el momento de la fecundación.

    Varias son las causas que producen la fragmentación de ADN seminal: incremento de la temperatura testicular (uso de ropa ajustada, fiebre o varicocele); presencia de moléculas oxidantes en el semen; alteraciones metabólicas (en casos de sobrepeso o diabetes); uso de determinados medicamentos, edad avanzada (mayores de 45 años), hábitos tóxicos (tabaco, alcohol...).

    La fragmentación del ADN de los espermatozoides se encuentra inversamente relacionada con la capacidad fecundante de un individuo. Así, cuanto mayor sea el grado de fragmentación del ADN, menor será la capacidad fecundante de dicho individuo.

    Se establece dentro de la normalidad un valor umbral aproximado de hasta un 15% de fragmentación. Un grado de fragmentación entre un 15 y un 30% indica un incremento substancial de la fragmentación y un valor superior al 30% seria patológico donde la capacidad fecundante del individuo se ve seriamente comprometida. 

    La medida de la fragmentación del ADN aporta información muy valiosa a los clínicos para indicar tratamientos con antioxidantes o la aplicación terapéutica de columnas de anexina-V para la selección de los espermatozoides no fragmentados de una muestra espermática.

    Columnas de anexina-V (MACS)

    Clinica Fecundacion in vitro

    Selección de espermatozoides con el ADN no fragmentado mediante una técnica de separación inmunomagnética. (Columnas de anexina-V. MACS)

    La calidad de los espermatozoides es uno de los factores que determinan el éxito de las Técnicas de Reproducción Asistida y para conseguir mejorar las tasas de gestación es imprescindible la mejora en la selección de los espermatozoides que se utilizan.

    ¿En qué consiste esta selección?

    La tecnología de selección celular inmunomagnética se utiliza con éxito desde hace años en diferentes ámbitos médicos para aislar células de vital importancia y es la primera vez que se utilizan clínicamente en el campo de la reproducción asistida.

    La selección mediante esta técnica inmunomagnética se basa en factores moleculares implicados en la integridad del material genético (ADN) que aportan los espermatozoides al futuro embrión. Concretamente, la selección celular inmunomagnética se basa en un sistema natural del propio cuerpo llamado muerte celular programada (apoptosis). Este fenómeno induce a la destrucción del espermatozoide aunque presente una forma y movilidad aparentemente normal. Esta nueva técnica que utiliza Embriogyn de forma pionera en España, permite eliminar los espermatozoides dañados, mejorando así su capacidad de fecundación y de dar lugar a una gestación evolutiva.  

    ¿Cómo funciona?

    Una proteína llamada Anexina-V unida a una partícula magnética tiene la capacidad de reconocer y unirse a los espermatozoides fragmentados o degenerados. Esta unión selectiva permite separarlos de los espermatozoides sanos.

    La muestra espermática se coloca en una columna que gracias a un imán retendrá los espermatozoides que estén unidos a la anexina-V (y ésta a la vez unida a una partícula magnética). Los espermatozoides que sean capaces de pasar esta columna y no unirse a la anexina-V serán sanos, con un ADN íntegro (espermatozoides con más posibilidades de ser genéticamente normales), por tanto estos son los que se utilizarán para las diferentes técnicas de reproducción asistida (inseminación, FiV convencional, ICSI).

    Indicaciones:

    • Estudios de fragmentación del ADN superiores al 15%
    • Varones que han recibido tratamientos de químio o radioterapia
    • FISH alterados
    • Alteraciones seminales severas
    • Varones con varicoceles testiculares
    • Abortos de repetición
    • Esterilidad de origen desconocido
    • Fallidas de FIV
    • Varones con edad avanzada
    • Varones con hábitos tóxicos (tabaco, alcohol..)

    Las muestras de semen se pueden congelar y se almacenan a una temperatura de -196ºC, utilizando un procedimiento seguro, ampliamente testado y que permite el mantenimiento por un tiempo indefinido según lo que establece la Ley de reproducción asistida 14/2006 asegurando una supervivencia espermática de alrededor del 95% después de la descongelación.

    Los motivos por los cuales los pacientes deciden congelar sus muestras espermáticas son diversos e incluyen:

    • Antes de una vasectomía (esterilización definitiva del varón)
    • Previo a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, ya que estos pueden disminuir y/o bloquear totalmente la capacidad de producir espermatozoides.
    • Muestras de muy baja calidad con riesgo a derivar en una azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado)
    • Biopsias testiculares (TESE) o Aspiraciones del epidídimo (TESA)
    • Dificultades en la obtención del eyaculado
    • Imposibilidad de estar presente el día que se necesita una muestra de semen ya sea por motivos laborales o personales, etc.
    • Banco de semen

    Congelación de muestras espermáticas

    Clinica Fecundacion in vitro

    Las muestras de semen se pueden congelar y se almacenan a una temperatura de -196ºC, utilizando un procedimiento seguro, ampliamente testado y que permite el mantenimiento por un tiempo indefinido según lo que establece la Ley de reproducción asistida 14/2006 (http://www.boe.es/buscar/pdf/2006/BOE-A-2006-9292-consolidado.pdf) asegurando una supervivencia espermática de alrededor del 95% después de la descongelación.

      Los motivos por los cuales los pacientes deciden congelar sus muestras espermáticas son diversos e incluyen:

    • Antes de una vasectomía (esterilización definitiva del varón)
    • Previo a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, ya que estos pueden disminuir y/o bloquear totalmente la capacidad de producir espermatozoides.
    • Muestras de muy baja calidad con riesgo a derivar en una azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado)
    • Biopsias testiculares (TESE) o Aspiraciones del epidídimo (TESA)
    • Dificultades en la obtención del eyaculado
    • Imposibilidad de estar presente el día que se necesita una muestra de semen ya sea por motivos laborales o personales, etc.
    • Banco de semen