Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar
Up

Fecundación In Vitro (FIV)

La Fecundación in Vitro o FIV, en esencia, consiste en poner en contacto los óvulos y los espermatozoides en el laboratorio. Justamente recibe el nombre de in vitro porque este proceso tiene lugar en el Laboratorio, fuera del organismo de la mujer. Los óvulos fecundados darán lugar a los embriones que serán transferidos al útero, donde deben continuar su desarrollo e implantar.

Clinica Fecundacion in vitro

Estimulación ovárica

Clinica Fecundacion in vitro

Uno de los motivos por los que se aumenta la probabilidad de gestación en la Fecundación in vitro es por disponer de varios óvulos en un mismo ciclo ya que se optimiza el proceso y se puede disponer de más posibilidades de generar embriones y seleccionar aquellos de máxima calidad mejorando así las tasas de implantación.

Para poder disponer de más de un óvulo, que es lo que sería habitual en un ciclo menstrual natural, se procede a la administración de hormonas que actúan sobre el ovario. Las dosis utilizadas deben individualizarse en función de varios parámetros, como por ejemplo el índice de masa corporal (IMC), edad de la mujer, determinaciones hormonales de primera fase, morfología de los ovarios (número de folículos preantrales), respuesta a la estimulación en ciclos previos si los ha habido y la experiencia de nuestros profesionales.

El control exhaustivo de la estimulación ovárica requiere de varios controles ecográficos (3 o 4) para monitorizar bien la respuesta que se consigue en cada caso. El proceso de estimulación suele durar entre 8 y 12 días. Al comprobar que los niveles hormonales y el número y tamaño de los folículos es el deseado, se administra una última medicación para desencadenar la maduración de los óvulos mediante una hormona llamada hormona coriónica humana (HCG).

Extracción de los óvulos (punción folicular)

La extracción de los óvulos o punción folicular se efectúa en el quirófano de cirugía menor ambulatoria del propio Centro de Reproducción asistida Embriogyn, bajo sedación, mediante control ecográfico vía transvaginal, unas 36 horas después de la administración de la HCG. La extracción de los óvulos se realiza mediante la punción de los folículos maduros y consiguiente aspiración del líquido folicular donde se debería encontrar el óvulo.

La duración media de esta intervención es de unos 15-20 minutos y se realiza con anestesia (sedación profunda) para evitar molestias a la paciente.

La recuperación de la paciente es muy rápida ya que transcurridas 1 o 2 horas se cursa el alta médica domiciliaria. El riesgo de sufrir alguna complicación durante la extracción de los óvulos es de 1 por cada 2.500 casos, por lo que se puede considerar inapreciable.

Laboratorio de Fecundación in Vitro (FIV)

Identificación de los óvulos

Los líquidos foliculares obtenidos en la punción se llevan al Laboratorio de Fecundación in vitro (FIV) donde se localizan y recolectan todos los óvulos. Éstos se colocan en placas con un medio de cultivo adecuado debidamente identificadas y numeradas dentro del incubador. Los incubadores los mantienen en un ambiente adecuado en cuanto a temperatura, humedad, proporción y pureza de gases.

Preparación del semen

Para realizar esta preparación, el Laboratorio de Andrología procesará la muestra espermática con la Técnica de Capacitación Espermática más adecuada en función de la calidad de esta muestra la cual nos permitirá seleccionar y aislar los espermatozoides con mejor movilidad, morfología y/o menor grado de fragmentación del ADN.

Técnica de Fecundación Invitro (FIV)

Principalmente existen dos métodos para facilitar la fecundación de los gametos (células reproductoras):

1) la Fecundación Convencional: es el procedimiento por el cual se ponen en un mismo medio los óvulos que aún están dentro del cúmulus (grupo de células que envuelven el óvulo) con los espermatozoides previamente tratados con la intención de que los propios gametos realicen la fecundación de forma espontánea. Para realizar esta técnica se necesita una concentración mínima de espermatozoides con buena movilidad de 100.000 espermatozoides por mililitro y por ovocito.

Clinica Fecundacion in vitro

2) la Microinyección IntraCitoplasmática de Espermatozoides (Intra Citoplasmatic Sperm Injection, ICSI): consiste en introducir directamente un espermatozoide dentro de un óvulo maduro mediante micromanipulación. En este caso, sólo es necesario un espermatozoide móvil por cada óvulo maduro, por tanto, esta técnica se puede aplicar en muestras espermáticas de muy baja calidad, incluso permite la utilización de espermatozoides procedentes de epidídimo o testículo (obtenidos por aspiración o biopsia testicular en los casos en los cuales no existen espermatozoides en el eyaculado siendo estos mayormente inmóviles – TESE/TESA). Justo antes de la ICSI, se procede a eliminar las células que de forma normal envuelven a los óvulos (células del cúmulus) para poder comprobar la madurez de los óvulos y así poder realizar la técnica de micromanipulación correctamente.

Valoración de la fecundación

La validación de la fecundación se realiza transcurridas 16-20 h post ICSI o Fecundación Convencional. Para que exista una correcta fecundación, es condición sine qua non que el embrión presente las estructuras propias de la fecundación. Cualquier variable o la no presencia de estas estructuras supone la no ejecución de la correcta fecundación y por tanto descarta estos óvulos para seguir adelante en el proceso. A partir de dicho momento, ya se puede hablar de embrión.

Cultivo embrionario, el EMBRYOSCOPE

Clinica Fecundacion in vitro Tarragona

Desde el año 2011, EMBRIOGYN se suma a la revolución de la medicina de la reproducción con la incorporación del sistema de time-lapse de cultivo embrionario, el Embryoscope. Desde entonces hemos conseguido mejorar las tasas de gestación alrededor del 15-20% gracias a las ventajas que este sistema de cultivo embrionario nos aporta ya que en todos los casos se cultivan los embriones con el Embryoscope.

Los óvulos fecundados, ahora ya embriones, se mantienen en cultivo en el incubador entre 2 y 6 días antes de colocarlos de nuevo en el útero materno. El cultivo embrionario permite el desarrollo in vitro de los embriones y nos permite valorar la evolución de cada uno de ellos. Para Embriogyn, será el Embyoscope la herramienta clave para ayudar al éxito de este cultivo embrionario.

El Embryoscope es el incubador técnicamente más moderno y avanzado del mercado que incorpora un sistema de captura de imágenes que permite registrar toda la secuencia de las divisiones celulares que se dan hasta día 5 o 6 del desarrollo embrionario. Esta secuencia de imágenes aporta una información única, objetiva y veraz para poder seleccionar embriones con mayor potencial de implantación para la transferencia al útero materno o ser congelados. La combinación de las mejoras del Embryoscope en el sistema de cultivo de embriones, la reducción de la manipulación del embrión y la cantidad de información que se obtiene de cada uno de los embriones gracias a este sistema no invasivo, se traduce substancialmente en un aumento de los resultados clínicos. Gracias a este sistema de cultivo, el embriólogo dispondrá de muchísimos parámetros (número de células, simetría de las células, núcleos celulares, presencia de fragmentación, cinética embrionaria, etc.) para seleccionar los embriones con más probabilidad de implantación.

Embriogyn fue unos de los primeros Centros de Reproducción Asistida de España en ofrecer dicha revolución a sus pacientes y realmente su aplicación ha supuesto reescribir la embriología clínica a nivel mundial.

Además, en Embriogyn compartimos con los pacientes la información que nos aporta el Embryoscope permitiendo que cada paciente pueda ver sus propios embriones, aportando así confianza y transparencia a todo el proceso que se está realizando en el laboratorio de Fecundación in Vitro (FIV), además de un grado más alto de conocimiento y entendimiento del proceso por parte del paciente.

Transferencia embrionaria

El momento idóneo de devolver los embriones al útero materno se decide en cada caso particular. Dependiendo de las características de los embriones, los antecedentes médicos y reproductivos de la pareja, el embriólogo aconseja el momento más adecuado de la transferencia (normalmente los días dos, tres o cinco después de la obtención de los óvulos).

En alguna ocasión se puede desaconsejar la transferencia de los embriones en fresco por varios motivos por lo cual se congelan todos los embriones obtenidos en aquel tratamiento para transferirlos más adelante en un proceso de criotransferencia.

La transferencia es un procedimiento no doloroso, que normalmente no requiere anestesia. Con la ayuda de un catéter se depositan los embriones en el fondo del útero. Este proceso se controla por ecografía abdominal.

Actualmente se transfieren entre 1 o 2 embriones, en consenso con la pareja y el consejo médico que valora los antecedentes individuales de cada caso con el fin de obtener la mayor probabilidad de gestación minimizando a la vez el riesgo de embarazo múltiple.

Vitrificación de los embriones restantes

Una vez realizada la trasferencia de los embriones seleccionados se realiza la vitrificación de los embriones restantes, aquellos que presenten buena calidad para poder así preservar su potencial para más adelante. Cabe destacar que la tasa de gestación esperada de los embriones congelados gracias a la vitrificación es muy alta, con resultados prácticamente similares a la transferencia de embriones en fresco. Por lo cual, la congelación de embriones es un muy buen sistema de preservación de fertilidad, aunque se debe ser muy estricto en congelar sólo aquellos embriones que realmente tengan potencial fértil para dar expectativas reales a los progenitores que más adelante quieran hacer uso de sus embriones congelados.

Test de gestación y ecografía

En la clínica de Reproducción Asistida Embriogyn indicamos que pasados 14 días desde la extracción de los ovocitos, independientemente de cuál haya sido el día en que se han transferido los embriones, la mujer se realice un test de gestación con la primera orina de la mañana. En función del resultado obtenido los médicos de Embriogyn orientarán a las mujeres o parejas con las instrucciones necesarias a partir de ese momento.

Cuando el resultado es positivo se indicarán las instrucciones médicas a seguir y se realizará una ecografía vaginal a las 3 semanas para comprobar la viabilidad de la gestación. Esta ecografía se realiza en la semana 6-7 de embarazo donde se puede ver el saco gestacional, la vesícula vitelina el embrión ya con latido cardíaco.

Indicaciones

  • Factor masculino moderado y severo (cuando el Test REM, recupera un número inferior a 5 millones de espermatozoides de buena movilidad)
  • Factor tubárico (cuando las trompas de Falopio estén obstruidas parcial o totalmente)
  • Endometriosis de grado III y IV.
  • Disfunción ovárica.
  • Edad de la mujer.
  • Fallo de otras técnicas
  • Infertilidad (abortos de repetición)
  • Esterilidad de origen desconocido
  • Esterilidad de larga evolución
  • Edad materna avanzada (>38-40 años)
  • Enfermedades genéticas hereditarias
  • Riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas a la descendencia

Tipos de fecundación in vitro

Según el origen de las células reproductoras utilizadas en este procedimiento existen diferentes modalidades de Fecundación in Vitro (FIV):

  • FIV con óvulos y espermatozoides de la propia pareja.
  • FIV con óvulos de la pareja y espermatozoides de donante
  • FIV con óvulos de donante y espermatozoides de la pareja.
  • FIV con óvulos y espermatozoides de donante