Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar
Up

FAQs

Resolución de dudas de reproducción asistida:

¿Qué son la infertilidad y la esterilidad?

Técnicamente no son términos sinónimos sino que existe una diferencia entre infertilidad y esterilidad según la forma en que se presenta el problema.

Esterilidad: cuando la pareja, tras un año de relaciones sin tomar medidas de protección, no ha conseguido un embarazo.

Infertilidad: la que padece una pareja que consigue una gestación que no llega a término con un recién nacido normal.

¿Los problemas de fertilidad son muy frecuentes?

Aproximadamente una de cada diez parejas en edad fértil presentan un problema de fertilidad. Actualmente, en Espanya se calcula que alrededor de unas 600.000 - 800.000 parejas sufren problemas de fertilidad.

¿Qué puede causar problemas de fertilidad?

Pueden presentarse problemas llamados sociales por el hecho de retrasar la maternidad por encima del momento biológicamente más fértil o presentar problemas debidos al estrés en que estamos sometidos actualmente. Evidentemente, además existen una gran variedad de causas médicas, ya sean de origen masculino, femenino o mixto (ambos miembros de la pareja) e incluso un 20% de los problemas de fertilidad hoy día quedan aún sin diagnosticar.

¿Existen factores psíquicos causantes de problemas de fertilidad?

No se puede determinar exactamente la influencia que pueden tener los trastornos emocionales en la fertilidad de un individuo. Pero es cierto que el estrés asociado a la reproducción debe ser tratado porque deteriora la calidad de vida de la pareja y a la vez la capacidad de enfrentarse a los tratamientos de fertilidad.

¿La edad de la mujer puede afectar a su fertilidad?

La edad biológica ideal de la mujer para tener hijos esta entre los veinticinco y los treinta años. Pero, hoy en día, las mujeres deciden tener hijos después de estas edades, debido en gran medida a la incorporación de la mujer al mundo profesional. A partir de los treinta y cinco años, la fertilidad femenina disminuye sensiblemente y va decayendo ya que su reserva ovárica de forma fisiológica va agotándose hasta el punto que a partir de los 45 años, la posibilidad de embarazo es excepcional.

¿Los problemas de fertilidad tienen un origen masculino o femenino?

Los estudios poblacionales demuestran que la responsabilidad de los problemas de fertilidad es compartida entre ambos géneros. Un 40% tiene un orinen masculino: (alteraciones de la calidad seminal, alteraciones genéticas, alteraciones testiculares, obstrucción de conductos seminales, problemas de próstata, alteraciones de eyaculación o erección..). Por otro lado, otro 40% tiene un orinen femenino, (baja reserva ovárica, endometriosis, malformaciones de trompas de Falopio o útero, menopausia precoz, problemas endocrinos..). El 20% restante corresponde a un factor mixto es decir que los dos miembros de la pareja son responsables del problema de fertilidad que experimentan.

Independientemente que el origen del problema sea de causa masculina o femenina, la fertilidad debe ser tratada en conjunto evitando crear culpabilidades y ser afrontada con el mimo interés por ambos miembros de la pareja.

¿Existe realmente una disminución de la fertilidad actualmente?

Existen algunos estudios que apuntan a que ha empeorado la calidad seminal disminuyendo el recuento de espermatozoides y de la movilidad de los mismos en el varón, relacionándolo con contaminaciones ambientales. Por otro lado, y de forma muy clara, se ve muy incrementada la edad en que las mujeres empiezan a interesarse por la maternidad. Por otro lado, están apareciendo casos en los que se requiere de tratamientos de fertilidad ya que existen nuevos modelos de família cómo es el caso de madres solteras o parejas homosexuales que también desean experimentar la maternidad o casos en los que se realizó una esterilización quirúrgica anteriormente (vasectomía u ligadura de trompas) y pasados unos años se desea volver a ser padres.

¿Cómo calcular los días fértiles de un ciclo menstrual?

La ovulación o periodo fértil de la mujer se produce hacia la mitad de cada ciclo, sobre el día 14 siempre y cuando el ciclo de la mujer sea regular de 28 días. En casos de ciclos muy irregulares es recomendable consultar al ginecólogo para determinar qué días son los potencialmente fértiles en cada caso.

¿Con qué frecuencia se deben mantener relaciones sexuales para quedarte embarazada?

Dentro del período fértil de la mujer se aconseja tener 2-3 relaciones sexuales o tantas como apetezca a la pareja sin obsesionarse.

¿Existe algún límite de edad legal para tener hijos?

No hay una edad legal límite que impida a una pareja buscar descendencia de forma natural. Pero cuando se habla de tratamientos de fertilidad la ley contempla de una forma poco clara que se deben aplicar estas técnicas hasta que la mujer presente un buen estado de salud psíco-físico sin dar un año específico. Si bien es cierto que la comunidad médica determina que dicha edad se encuentra a los 50 años de una mujer cómo máximo siendo este considerado un límite razonable a partir del cual se desaconseja someterse a un embarazo.

¿Hay solución en la mayor parte de los casos?

Gracias a las técnicas actuales que aplicamos podemos ofrecer solución a un 90% de las parejas que consultan por un problema de fertilidad.

¿En que momento se debe aconsejar acudir al ginecólogo especialista en reproducción?

De forma general se dice que después de transcurrido un año de mantener relaciones sexuales no protegidas sin embarazo, se puede empezar a sospechar la existencia de algún problema y acudir a un centro especializado para determinar porqué no viene el embarazo.

¿Cómo se obtiene y se entrega al laboratorio la muestra de semen?

La muestra de semen hay que obtenerla por masturbación, y se debe de entregar en un recipiente estéril. Es importante guardar una abstinencia sexual entre 2 y 7 días para la obtención de la muestra a estudiar. Se debe tener en cuenta que se debería entregar la muestra de semen al laboratorio antes de transcurrida una hora des de su obtención y el inicio de su examen, es por esto que en Embriogyn disponemos de un espacio independiente, adecuado para la obtención de muestras para aquellas personas que lo soliciten.

¿Puede utilizarse un preservativo para la obtención de la muestra de semen?

No, porque los preservativos convencionales contienen sustancias espermicidas. No obstante, existen unos preservativos especiales que no contienen estas sustancias espermicidas.

¿Es suficiente realizar un sólo análisis del semen?

Normalmente, se recomienda analizar mínimo dos muestras de semen para confirmar el diagnóstico, ya que existen muchos factores que influyen en los resultados de un seminograma en un mismo varón: la propia variabilidad en la fabricación de espermatozoides, días de abstinencia sexual, fiebre, medicación, etc.

¿Se puede conocer si un varón es fértil con el análisis del semen?

Con el análisis del semen se puede conocer si una posible causa de la esterilidad se encuentra en el varón, pero esto no quiere decir que un seminograma normal asegure que el varón es fértil. Además, pueden haber problemas de fertilidad de origen masculino que no se representen en el estudio seminal.

¿Qué hay que hacer si durante un tratamiento se presenta alguna duda o problema?

En Embriogyn ponemos a disposición de todos sus pacientes de un teléfono de urgencias con contacto directo con los médicos para poder resolver en cualquier momento las dudas o problemas que puedan surgir.

¿Es necesaria la realización de un test de catéter antes de un tratamiento de fertilidad?

Realmente realizar un test de catéter antes de una inseminación o transferencia es muy importante ya que facilita muchísimo dichos procesos el día en cuestión. Es necesario prever si nos encontraremos con dificultades en el momento de la transferencia de los embriones o de la inseminación. Tenemos que conocer la trayectoria del cuello de la matriz y la longitud de ésta, para elegir el catéter más adecuado para cada paciente.

¿Hay que firmar algún consentimiento antes de un tratamiento de fertilidad?

Si, se trata de un requisito legal. Implica que han sido informados correctamente de los aspectos médicos, biológicos, jurídicos, éticos y económicos, y que los entienden y aceptan antes de realizar el tratamiento allí consentido.

¿Qué es un folículo?

Es una estructura del ovario donde se desarrolla el ovocito, la célula reproductora femenina. Durante los primeros días del ciclo menstrual de la mujer se produce el desarrollo del folículo hasta el día 14 que el folículo se rompe permitiendo que el óvulo salga hacia las trompas de Falopio.

¿Puede hacerse un tratamiento de fertilidad sin estimulación ovárica?

Sí, pero las probabilidades de conseguir un embarazo son siempre más bajas que si lo comparamos cuando ha habido estimulación. Son los llamados ciclos naturales que en ciertos casos cómo la inseminación artificial de mujeres que no quieran asumir un riesgo de embarazo múltiple pueden ser una buena alternativa.

¿Qué es la implantación?

Es el proceso en el cual el embrión se adhiere a la pared interna del útero (llamada endometrio) y penetra en el interior de la misma para seguir desarrollándose. La implantación se produce cuando el embrión está en estadio de blastocisto, unos 6 a 7 días tras su formación, aproximadamente en el día 21 de un ciclo menstrual normal.

¿Se implantan todos los embriones?

No, la especie humana es subfértil de forma natural. Es decir que una elevada proporción de los embriones que generamos no tienen capacidad para evolucionar y dar lugar a una gestación. Por dicha naturaleza, en el momento de la transferencia de los embriones en una Fecundación in vitro pueden surgir dudas de cuantos embriones transferir al útero materno. Se deberá llegar a un consenso entre pacientes y médicos según cada caso en concreto y la calidad de los embriones sin arriesgarse mucho a obtener un embarazo múltiple y manteniendo las tasas de gestación deseadas.

Requisitos previos a un tratamiento de reproducción asistida

Es importante recibir una información completa sobre el proceso. Para ello se realiza:

√ Entrevista con un ginecólogo especialista en Esterilidad, que explicará el proceso a seguir, la pauta de medicación, los días en que se aconseja reposo, los resultados o los posibles riesgos de la técnica.

√ En el caso de que se realice un ciclo de Fecundación in vitro aconsejamos también una entrevista con los biólogos que informan a la pareja de cómo se desarrollará la fase de Laboratorio y las técnicas que se van a realizar específicamente en su caso, así como la información legal respecto a la FIV.

¿Qué es un "Huevo Huero"?

Un aborto es la finalización espontánea del embarazo antes de que el feto alcance una edad gestacional viable (menos de 22 semanas o de 500 gr de peso).

En la tercera parte de los abortos espontáneos producidos antes de la octava semana, no es posible encontrar ni embrión ni saco vitelino. Esta entidad es conocida como huevo huero o huevo anembrionado.

Probablemente la causa más freqüente sea una alteración cromosómica. Es decir, una dotación genética no correcta del nuevo embrión que lo hace incompatible con la vida i que, en el caso del huevo huero, conlleva que no se desarrolle incluso ni el mismo embrión. Pueden existir otras causas como la inmunológica, anatómica, trombofílias,…

Se trata en definitiva de un proceso de selección natural, relativamente freqüente tanto en la especie humana como en muchas otras especies animales. Por este motivo, el haber sufrido un aborto (o un huevo huero) no conlleva un especial mal pronóstico ni se debe hacer ningún estudio o prueva complementaria, ni tiene que suceder de forma repetida…. o sea, se le da una importancia relativa.

La cosa cambia cuando se han producido dos o más abortos. En este caso estaremos ante un caso de infertilidad, y lo correcto sería realizar un estudio para poder descartar las causas más probables y si es posible encontrar una solución

¿Se puede ser padres después de una vasectomía?

La vasectomía es el procedimiento de esterilización masculina que consiste en cortar o sellar los conductos deferentes para que los espermatozoides no salgan en el eyaculado.

La infertilidad debida a una vasectomía previa es un problema frecuente en los centros de reproducción asistida humana. Esto es debido a que el paciente se realizó una vasectomía anteriormente, porque había decidido poner fin a su deseo de ser padre, y en cambio posteriormente, por circunstancias personales diferentes (cambio de pareja, modificación de prioridades, entre otros…) se puede plantear nuevamente el hecho de tener un hijo.

Actualmente hay dos posibilidades terapéuticas para solucionar estos casos:

1) Fecundación in vitro ( FIV ) con inyección intracitoplasmática de espermatozoides ( ICSI ) recuperados de testículo, epidídimo o conducto deferente, y

2) Microcirugía reparadora de la vía seminal (epidimostomia y vasovasostomía).

Los factores determinantes en la elección de una u otra opción terapéutica son, en primer lugar la edad de la mujer (superior o inferior a 35 años) y la previsión de más de una gestación en un futuro.

1 - Fecundación in vitro (FIV) con inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) recuperados de testículo, epidídimo o conducto deferente.

Para aquellos pacientes que no deseen una re-canalización de los conductos deferentes, existe la posibilidad de recurrir a técnicas de reproducción asistida (Fecundación in vitro (FIV ) mediante ICSI) . En estos casos hay una recuperación quirúrgica previa de los espermatozoides del testículo, epidídimo o conducto deferente.

En el supuesto de que la edad de la mujer sea superior a los 35 años y/o que la voluntad de la pareja sea la de obtener una sola gestación, o bien que se desee una gestación inmediata, también se orientaría hacia un tratamiento mediante una recuperación quirúrgica de espermatozoides más FIV–ICSI.

En estos casos, el hombre debe someterse a:

- Aspiración epididimaria o biopsia testicular. La intervención es muy sencilla y en general se realiza bajo anestesia local. Posteriormente, en el laboratorio, se buscan los espermatozoides y se microinyecta los espermatozoides dentro de los óvulos, uno por óvulo, mediante ICSI. Los embriones viables obtenidos podrán ser transferidos al útero de la mujer (máximo 3 embriones).

Esta técnica es la más utilizada y la probabilidad de conseguir un embarazo varía en función de la edad de la mujer (entre el 33 - 50%). Además, cabe destacar que mediante esta técnica se gana un tiempo vital si la mujer se encuentre en una edad avanzada.

2 -Microcirugía reparadora de la vía seminal. (epidimostomia y vasovasostomía).

Los avances médicos son importantes, pero aunque el procedimiento de reversión tenga éxito, no es seguro que el hombre pueda concebir un hijo. Existen dos técnicas quirúrgicas para revertir una vasectomía: el epidimostomia y la vasovasostomía. Las dos técnicas tienen como eje fundamental conseguir que el eyaculado contenga otra vez espermatozoides.

- La vasovasostomía es la que se realiza más frecuentemente ya que el % de éxito es superior. La intervención consiste en cortar y unir los conductos deferentes y su duración aproximada es de dos horas. La probabilidad de conseguir un embarazo espontáneo tras la vasovasostomía es aproximadamente del 64%.

- La epidimostomia es más complicada, se realiza cuando la vasovasostomía no ha funcionado, posiblemente debido a que los conductos deferentes están bloqueados. La duración de la intervención es superior, aproximadamente cinco horas, y en este caso la probabilidad de lograr el embarazo espontáneo es aproximadamente un 40%.

Una vez realizada la microcirugía se debe esperar unos meses para poder evaluar el resultado, es decir, que se obtengan espermatozoides en cantidad suficiente en el eyaculado. Aunque se trata de una solución sencilla, la eficacia real de esta intervención contempla diferentes problemas:

- Aunque la cirugía sea un éxito, no garantiza que se obtengan buenos resultados, ya que también hay que conseguir que se recupere la capacidad de transportar el líquido seminal y eso no se puede saber en el momento de la intervención quirúrgica. Puede suceder que en el eyaculado no hayan espermatozoides.

- Otra posibilidad es que la cantidad de eyaculado o su concentración de espermatozoides sea insuficiente para conseguir una gestación espontánea, y en estos casos se recurre a técnicas de reproducción asistida para lograr una gestación.

Por todo ello, cuando se desea un hijo después de una vasectomía, es actualmente más aconsejable orientarse hacia una FIV - ICSI. En el caso de que el planteamiento sea diferente, es decir, que se desee formar una nueva familia y tener más de un hijo, la opción de la vasovasostomía puede ser una buena alternativa, sobre todo si la mujer es suficientemente joven como para prever que su fertilidad aún puede conservarse durante varios años.