Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar
Up
Ahora, tú decides
cuando ser madre

Preservación de la fertilidad

Los avances obtenidos mediante las técnicas de Criobiología aplicada a la Medicina de la Reproducción Humana son la mejor opción para la preservación de la fertilidad masculina y femenina tanto en pacientes que puedan tener una indicación médica como en personas sanas que desean posponer su maternidad y también en pacientes con dificultades reproductivas

Clinica Fecundacion in vitro

Indicaciones

  • Pacientes que requieren de un tratamiento oncológico
  • Para aplazar la maternidad por motivos sociales
  • En pacientes sometidos a tratamientos de Reproducción Asistida

Preservación de la fertilidad en pacientes que requieren de un tratamiento oncológico:

Actualmente, gracias a los altos índices de superación de muchos cánceres se plantea la necesidad de abordar el deseo reproductivo de estas personas después de la posible pérdida de la fertilidad durante los tratamientos de químio y/o radioterapia. Les técnicas de congelación permiten afrontar la posible esterilidad producida por los tratamientos oncológicos ofreciendo la posibilidad de preservar la fertilidad a este tipo de pacientes. Así pues, ya sea mediante la criopreservación de ovocitos o de espermatozoides previamente a los tratamientos oncológicos se podrá mantener la fertilidad de estos pacientes con cáncer ofreciéndoles una mejor calidad de vida.

Preservación de la fertilidad en persones sanas por motivos sociales:

Es sabido que el potencial reproductivo de la mujer sana disminuye fisiológicamente con la edad especialmente a partir de los 35-37 años, a diferencia de los hombres sanos que pueden producir espermatozoides hasta su madurez.

Por lo tanto, resulta obvio que sobre todo las mujeres, puedan verse beneficiadas de las estrategias que les permitan conservar sus óvulos y así puedan ser utilizados cuando ellas lo decidan (ya sea por motivos laborales, socioeconómicos, familiares, falta de pareja. El en caso de varones se aconseja congelar espermatozoides antes de una vasectomía.). Así pues, los procesos de congelación de óvulos por vitrificación permiten a las mujeres sanas que voluntariamente así lo deseen poder decidir el mejor momento para ser madres según su deseo reproductivo en diferentes momentos de su vida.

Preservación de la fertilidad en pacientes sometidos a tratamientos de Reproducción Asistida:

Algunos pacientes con problemas reproductivos se pueden beneficiar de la congelación de sus gametos ya que eso les puede permitir resolver ciertos acontecimientos clínicos o situaciones secundarias a los procesos de reproducción asistida. Por ejemplo, en aquellos casos en que la pareja no puede asistir el día concreto que se necesitan los gametos, congelarlos antes nos aporta la posibilidad de poderlos utilizar en el momento necesario. Otros ejemplos pueden ser, en los casos de congelación de biopsias testiculares, deseo de congelar en fase de gameto y no de congelar embriones por motivos morales o para la creación de Bancos de óvulos y Bancos de semen.

En general, también, en aquellas pacientes que tienen contraindicada la transferencia de embriones en fresco ya sea por riesgo de sufrir el síndrome de hiperestimulación ovárica, o presentar endometrios no receptivos, etc.

Técnicas de congelación de gametos (óvulos y espermatozoides)

Congelación de óvulos por vitrificación

El proceso de vitrificación de óvulos es la técnica que permite obtener unas tasas de supervivencia más elevadas en el proceso de congelación y descongelación de estas células, consiguiendo que hasta el 85-98% de los óvulos vitrificados superen con éxito el proceso de vitrificación y desvitrificación. La técnica de vitrificación permite evitar las lesiones que sufriría el óvulo en el momento de la congelación gracias al rápido enfriamiento y a los crioprotectores utilizados en sus protocolos utilizados. De esta manera, los óvulos que sobreviven y fecunden, conservan su potencial de implantación y de dar lugar a una gestación de una manera muy similar a los óvulos frescos.

Para poder vitrificar óvulos será necesario llevar a cabo los mismos pasos iniciales que en un ciclo de Fecundación in vitro: estimulación ovárica y punción-aspiración de los óvulos y una vez en el laboratorio los óvulos maduros serán inmediatamente vitrificados y almacenados todo el tiempo que se desee en el Banco de óvulos. En el momento de su utilización, serán desvitrificados según las necesidades para ser fecundados y los embriones obtenidos con alto potencial de implantación serán transferidos al útero.

Congelación de semen

El semen se ha conseguido congelar y mantenerlo a bajas temperaturas para posteriormente recuperar su viabilidad desde hace ya décadas. Éste es un proceso altamente demostrado y sencillo para el hombre ya que solamente le implica entregar una muestra de semen. El semen se prepara para su congelación con la utilización de medios y crioprotectores específicos y posteriormente almacenado a -196º C. mediante pajuelas de alta seguridad biológica que aseguran una buena trazabilidad en todo el proceso.